Descubre porque las mujeres tienen que dormir más que los hombres.




Ser "multitarea" tiene sus ventajas, pero también sus inconvenientes. Los científicos han confirmado que las mujeres necesitan más descanso debido a la energía mental que gastan a diario.

El cerebro de las mujeres es más complejo que el de los hombres, lo que les permite hacer varias cosas a la vez, pero esta eficacia puede resultar agotadora. Los expertos han comprobado que las mujeres necesitan dormir más que los hombres por esta razón. Y no solo han cuantificado cuánto tiempo extra de descanso precisan, sino que además han visto que la falta de sueño les perjudica más que a ellos.  

El cerebro necesita más tiempo de "desconexión"

Tras estudiar a 210 hombres y mujeres de mediana edad, la conclusión ha sido que ellas necesitan dormir unos 20 minutos más cada noche, "aunque algunas mujeres pueden necesitar un poco más, y otras, menos", matizan los autores del trabajo.


¿El motivo? Se trabaja mas el cerebro.

Durante el trascurso del día las mujeres realizamos una mayor cantidad de actividades y es por eso que el cerebro termina agotándose de más. "Durante el sueño profundo, la corteza cerebral, responsable de la memoria, el pensamiento, el lenguaje, etc., se "desconecta" de los sentidos y pasa al modo recuperación", explica Jim Horne, neurocientífico especialista en el sueño y uno de los autores del estudio.

Según los investigadores, las mujeres, en general, tienden a realizar múltiples tareas a la vez y son más flexibles, por lo que podría decirse que "usan" más el cerebro o lo hacen trabajar más que los hombres. Esto explicaría que su necesidad de dormir sea mayor.


Sueño ligero

Las preocupaciones cotidianas, laborales o familiares, y el peso de las responsabilidades causan desvelo o insomnio. Según la American Academy of Sleep Medicine. menciona en sus investigaciones que cuando se despiertan las mujeres, tardan mucho más en volver a dormirse que ellos.


No se trata de cantidad sino de calidad

De ahí que otras investigaciones sostengan que el problema no es tanto de cantidad como de calidad. Es decir, que no es tan importante que las mujeres duerman más horas que los hombres sino que tengan un descanso más reparador. Está más que demostrado que un buen descanso es, junto a una alimentación equilibrada y la práctica regular de ejercicio físico, uno de los pilares fundamentales para tener mejor salud.


¿Qué hacer para tener un buen descanso?

 


1. Respeta los horarios de sueño.

No reserves más de ocho horas para dormir. La cantidad de sueño recomendada en un adulto sano es de por lo menos siete horas. La mayoría de las personas no necesita pasar más de ocho horas en la cama para lograr este objetivo.

2. Presta atención a lo que comes y lo que bebes

No te vayas a la cama con hambre ni sintiéndote muy lleno. En especial, evita las comidas pesadas o muy abundantes un par de horas antes de acostarte. Es posible que esa incomodidad te mantenga despierto. Evita la nicotina, la cafeína y el alcohol.

3. Crea un entorno relajado

Crea una habitación ideal para dormir. A menudo, esto significa una habitación fresca, oscura y en silencio. La exposición a la luz puede hacer que resulte más difícil quedarse dormido. 

Hacer actividades relajantes antes de la hora de acostarte, como tomar un baño o usar técnicas de relajación, puede promover un mejor sueño.

4. Limita las siestas durante el día

Las siestas largas durante el día pueden interferir en el sueño nocturno. Si optaras por dormir una siesta, no lo hagas durante más de 30 minutos ni al final de la tarde.

Sin embargo, si trabajas por la noche, podrías necesitar una siesta a última hora del día antes de ir a trabajar para compensar la falta de sueño.

5. Incorpora la actividad física a tu rutina diaria

La actividad física regular ayuda a dormir mejor. Sin embargo, evita el exceso de actividad cerca de la hora de acostarte. También puede ser útil pasar tiempo al aire libre todos los días.

6. Controlar las preocupaciones

Intenta resolver tus preocupaciones o inquietudes antes de irte a dormir. Toma nota de lo que piensas y déjalo para el día siguiente. El manejo del estrés puede ayudarte. Comienza con los conceptos básicos, como organizarte, establecer prioridades y delegar tareas. La meditación también puede aliviar la ansiedad.


Averigua cuándo debes comunicarte con el médico

Casi todas las personas tienen una noche de insomnio de vez en cuando; sin embargo, si sueles tener problemas para dormir, comunícate con el médico. Identificar y tratar las causas de fondo puede ser útil para que puedas lograr el descanso que mereces.


Publicar un comentario

0 Comentarios